Palabra de Vida - Septiembre 2019

«Confortaos mutuamente y edificaos los unos a los otros» (1 Ts 5, 11)


El apóstol Pablo escribe a la comunidad cristiana fundada por él en la ciudad de Tesalónica. No puede volver a visitarlos porque ha tenido que huir de allí a causa de graves dificultades y persecuciones. Sin embargo, a través de sus cartas sigue acompañándolos con su amor e incluso los alaba por su constancia y perseverancia en la fe. ¡Se han convertido en testigos ejemplares!

Palabra de Vida niñ@s - Septiembre 2019

 Ayudemos a los demás: 
 "Por eso anímense mutuamente 
 y edifíquense juntos, 
 como ya lo están haciendo" 
 (1Ts 5,11)